Barranquismo

Barranquismo

El barranquismo es una actividad acuática tan divertida como fascinante: básicamente vas siguiendo a pie el flujo de un río, buscando tu camino entre las rocas, bajando unos toboganes naturales y – sólo si quieres, eso es opcional – saltando en el río desde el acantilado. Sí, implica nadar y a veces (no siempre) hacer rápel.

Y no, no es ni rafting ni canoa – aquí no usamos ni embarcación ni soporte: sólo necesitas tu propio cuerpo. Es una experiencia única y fantástica para los sentidos – 100% inmersos en la naturaleza, ¡literalmente!

¿Como funciona?

Previo a la actividad, nos reunimos con el guía y nos probamos los neoprenos y los calcetines de neopreno (así que ya sabes, ahí es cuando empieza la diversión, esta sesión de ajuste tiende a momentos épicos y divertidos). Según la experiencia de los participantes, el nivel de las aguas y la previsión meteorológica, decidimos junto con el guía qué cañón haremos. En Huesca, por ejemplo, ¡hay muchas opciones!

Nos reunimos con nuestro equipo de barranquismo empacado y nuestro almuerzo guardado de manera segura en contenedores herméticos. Normalmente hacemos una pequeña caminata para llegar al punto de inicio del barranquismo. Allí, el guía nos da las instrucciones de seguridad y, cuando sea relevante, indicaciones sobre cómo hacer rappel, que se puede hacer “en seco” (“seco” - en rocas, como escalada regular, sin agua involucrada) o en una cascada. . Si eres principiante, debes saber que, a tu nivel, los saltos en el camino son siempre opcionales: si no deseas saltar, siempre hay una forma alternativa. Lo mismo ocurre con los toboganes, la guía puede ayudarte a bajar con una cuerda.

La duración de la actividad de barranquismo suele variar de 3 a 6 horas. Ya sea al final del cañón o a mitad de camino, es cuando almorzamos, rodeados de naturaleza. Cuando termina la actividad, regresamos a los coches y nos ponemos ropa seca.

¿Cómo funciona?

Antes de la actividad, nos encontramos con el guía y probamos los neoprenos y los calcetines (para que lo sepas: ahí empiezan las risas, las sesiones de prueba suelen ser épicas y graciosísimas). Según la experiencia de los participantes, el nivel de agua en los ríos y las previsiones de tiempo, decidimos juntos con el guía qué barranco haremos. En Huesca por ejemplo, ¡hay un montón de opciones!

 

El día de la actividad, nos juntamos con nuestro equipamiento de barranquismo y nuestro almuerzo empaquetado en un contenedor hermético. Solemos caminar un ratito hasta el punto de partida en el barranco. Ahí, el guía nos da las instrucciones de seguridad, y si cabe, nos enseña a rapelar, ya sea “en seco” (o sea, sin agua, como lo hacen los escaladores) o bajando una cascada. Si eres principiante, que sepas que, a tu nivel, los saltos siempre serán opcionales: si no quieres saltar, siempre hay una alternativa. Lo mismo vale para los toboganes, el guía te puede ayudar a bajar con una cuerda.

Bajar un barranco suele tardar entre 3 y 6 horas. Ya sea al final del barranco o a mitad de camino, comemos el almuerzo en el medio de la naturaleza. Cuando acabe la actividad, volvemos a los coches y nos ponemos ropa seca.

Capacidad física y conocimientos requeridos

El nivel de dificultad de los barrancos puede ir de fácil a muy difícil: siempre deberías ir bajo la supervisión de un guía oficial (con Yepalo, siempre será el caso) y probar los distintos niveles de manera progresiva. Aunque no hace falta que seas un atleta, es recomendable que tengas buena condición física para disfrutar de la actividad. Ponte en contacto con nosotros si tienes dudas. Y sí, el agua suele ser fría, por lo que, si eres muy friolera/o, lleva una capa extra (camiseta de lycra) y/o guantes de neopreno. Dicho eso, ¡el entorno es tan bonito que enseguida te olvidas del frío!

Equipamiento

Para cualquier descenso de barranco, es absolutamente imprescindible llevar casco, traje y calcetines de neopreno (todo este material te será suministrado por Yepalo). Por debajo del traje, llevarás tu bañador y, si lo deseas, una camiseta de lycra. También deberías llevar un par de zapatos cerrados para ir bajando el río, para proteger tus pies de las rocas. Ten en cuenta que estos zapatos quedarán completamente mojados:  lo ideal sería antiguas bambas de deporte o viejos zapatos de caminar.

Bueno saberlo

Edad/talla mínima

10 años / 1.40 m.

Niveles de dificultad

Desde fácil a my difícil. Comprueba los niveles en cada ficha.

Seguridad

Estarás debajo de la supervisión de un guía profesional: sigue sus instrucciones en todo momento. Te proporcionaremos un arnés, un casco, un traje y calcetines de neopreno.